II Mostra de Cuina Menorquina: 38 formas de vivirla

¡Solo quedan 2 días! La II Mostra de Cuina Menorquina comienza este viernes con una amplia propuesta de 38 restaurantes en Menorca: 38 formas diferentes de comer, sentir y paladear la isla desde una mesa. Las propuestas culinarias de esta II Mostra de Cuina Menorquina son una excusa perfecta para saborear todos los platos tradicionales de Menorca, elaborados en sus mejores cocinas y degustados en sus incomparables salones gracias a los menús de 15 y 35 euros que se pueden reservar estos días.

Los 38 restaurantes de Menorca participantes en la mostra tienen un carácter único y cada uno plantea una experiencia gastronómica diferente, tanto en el plato como en su ambiente.

Así, los que quieran comer rodeados de tradición, historia y arquitectura medieval, encontrarán su rincón culinario en el Molí des Comte, con un comedor inmenso desplegado bajo una bóveda del siglo XVIII; en la fresca azotea de Ses Voltes o los arcos de Es Puntet, un restaurante familiar en el corazón de Ciudadela.

Otra opción es escaparse al hotel rural Sant Ignasi, una casa señorial del siglo XVIII rodeada de encinas y con toda la magia de la cocina de autor que nace en sus fogones. O buscar hueco entre las paredes de marés, madera y tradición del restaurante Es Llaüt, en Mahón.

Para los que buscan algo realmente distinto, la visita al restaurante Es Far d’Artrutx se hace indispensable: No todo el mundo puede presumir de comer en un auténtico faro, sobre la línea del horizonte menorquín.

Cenar o comer en un patio típico menorquín es una alternativa al alcance de todos los que decidan probar uno de los menús de la mostra en elrestaurante La Josefina, en Es Castell; o hacerlo en la pizzería Liorna, una casa auténtica del casco antiguo de Ferreries, o en la terraza de La Marinafrente al mar.

El restaurante La Minerva esconde una de las propuestas más interesantes de esta II Mostra de Cuina Menorquina ya que se podrá degustar su menú en tres ambientes diferentes: en su edificio central, con sus espléndidos salones; en su pontón sobre el muelle de Llevant mahonés y en su barco, en pleno Mediterráneo.

La mostra guarda, además, propuestas tranquilas, acogedoras y familiares como la de Es Barranc, en Cala Galdana (Ferreries); la de Sa Rumbada o la de Ca na Marga, en Es Mercadal, donde el horno de leña y la parrilla dan un ambiente casero y entrañable a cada una de sus mesas. También se puede disfrutar de la calma en Pan y vino, un caserío ubicado en el corazón de Sant Lluís, en el que la cocina francesamenorquina se dan la mano.

Atención personal, amable y servicio impecable son los secretos de lugares como Can Pep, La Tropicalla pizzería Mo o La cuina dels àngels, espacios en los que se puede saborear la mostra a flor de piel, con los cinco sentidos. Y si lo que se quiere es una mostra en familia, una opción infalible es reservar en los salones del restaurante Royal.

Un último apunte: Que nadie se olvide de reservar con antelación y garantizarse ese rincón especial desde el que disfrutar lo mejor de la gastronomía de Menorca. ¡Bon profit!

Cerrar comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>