Cocina con setas en Menorca

Cocinar con setas en Menorca es una delicia, sobre todo en otoño, la época del año en la que la isla nos regala uno de sus mejores manjares. Con la llegada de las primeras lluvias, la humedad y la caída de las hojas, las zonas boscosas de la isla se convierten en auténticos mercados de exquisiteces. Pero ¡cuidado!, las setas son tan ricas como peligrosas: Hay que reconocer muy bien cada uno de los ejemplares o consultar a expertos antes de cocinarlas.

Esclatasangs, gírgolas… En Menorca hay múltiples variedades de setas que se pueden encontrar en las zonas umbrías, en los bosques de encinas con mucha hojarasca, entre troncos y bajo la copas de los árboles. Los recetarios de platos con setas son casi infinitos, pero cada seta tiene su preparación especial, con la que su sabor se realza y es capaz de cautivar hasta a los paladares más exigentes: Níscalos a la plancha, robellones y champiñones al ajillo, boletus en arroces melosos y risottos o gírgolas como guarnición de carnes…

Las setas exigen mucha delicadeza y cuidado al escogerlas y cocinarlas:

  • Se limpian con un trapo húmedo
  • Hay que retirar bien la tierra sin romperlas y quitando la cutícula de las más viejas
  • No debemos abusar de los condimentos: Perejil, pimienta, ajos…
  • Y no se pueden comer en grandes cantidades porque pueden ser indigestas.

En Menorca, y Baleares en general, las recetas más extendidas son los cocarrois de setas, el tradicional lomo con salsa de setas, las gírgolas salteadas, Ratafía de camagroc o los revueltos de setas con gambas, así como los platos de caza con trompetas de la muerte.

Muchos restaurantes de Menorca han introducido ya en sus menús estas pequeñas joyas de la naturaleza, de modo que en sus mesas podremos encontrarnos desde sencillos platos básicos a completas y creativas recetas únicas.

Los conocidos champiñones son muy recurridos en las cocinas de la isla, siempre deliciosos y con un sabor adaptado a casi todos los gustos. El restaurante Miramar de Es Castell ofrece estos días unos jugosos champiñones a la plancha; también en Ciutadella, en Las Tapas nos espera una buena ración de este hongo tan versátil; y en Mahón, Pierro prepara unos champiñones al ajillo espectaculares.

Para descubrir el sabor de otras setas más rebuscadas, podemos acudir al Hotel Rural Sant Ignasi en Ciutadella, donde elaboran un delicado arroz caldoso de setas y verduritas y una presa de Ibérico con Pack-Choy y seta shiitake que a nadie dejará indiferente.

El risotto con funghi porcini es otra de las delicias que se pueden degustar estos días en Ciutadella, de la mano del restaurante Nou Set Un; y si nos vamos a Es Castell, podremos probar el cordero lechal de Menorca con risotto de pistachos y carpaccio de boletus que han elaborado con sumo detalle en la cocina de Sant Joan de Binissaida.

Así de sabroso suena también el plato que  han preparado para este otoño en Sa Pedrera des Pujol, en Sant Lluís: Pollo de corral ecológico guisado con auténticos esclatasangs de Menorca. Impresionante, ¿verdad?

Mahón, como no podía ser de otro modo, también se ha rendido al encanto de las setas y en sus restaurantes se pueden degustar en esta época desde pastas a carnes combinadas con ricos hongos de la isla.

Fettucini de salmón y funghi porcini en G&G Opera o la milhojas de secreto con cebolla confitada y setas del restaurante Ses Forquilles son algunas de las propuestas de gastronomía micológica más destacadas de estos días en la capital de Menorca.

Hay setas para todos los gustos. Buscad la receta que más os llame la atención y…

¡Feliz otoño a todos!

Cerrar comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>