Archivo diario: 07/09/2011

Cena para dos con vistas al puerto de Mahón

Cenas para dos. Restaurantes puerto de Mahón

Cenas para dos. Restaurantes Puerto de Mahón

Menorca está llena de lugares en los que disfrutar de una deliciosa cena para dos. Pequeños bistrós, apartadas mesas sobre el Mediterráneo, largos restaurantes en calles escondidas, cualquier opción puede ser perfecta. Basta con una buena compañía, un guiño de complicidad y una buena mesa para que una cena en pareja sea algo nuevo, diferente e irrepetible.

Pero, entre todas las alternativas, hoy en menorcamenu hemos elegido una indispensable: cena para dos con vistas al puerto. Un poco de gastronomía y mar para aderezar la intimidad de una mesa.

El puerto de Mahón es ese lugar imprescindible de Menorca en el que se conjugan tradición, cultura, mar y alma. Es una cita inevitable para los que quieran disfrutar del Mediterráneo, de su costa, de su gente y de su insuperable cocina: decenas de restaurantes decoran la rada más significativa de la Menorca marinera.

El primero de los rincones gastronómicos que nos depara el paseo por el puerto es el Akelarre Jazz & Dance Club, con una estupenda terraza en la que tomar un delicado aperitivo y disfrutar de música en directo con una copa de Martini en la mano.

Akelarre. Restaurantes Mahón

Akelarre Jazz & Dance Club - Mahón

La opción del tapeo para dos nos la encontramos en El Cachito, un local perfecto para quedar tranquilamente, conversar y comer variado: desde cocina menorquina a originales ensaladas. Y, si queremos alargar la noche, también podemos tomarnos una copa.

El Cachito. Restaurantes Menorca, Mahón

El Cachito. Puerto de Mahón

Para los que estén pensado en algo más exótico, diferente y sano, el puerto de Mahón tiene un nombre propio: Restaurante Way, cocina japonesa en estado puro, firmada por uno de los chefs más apreciados de la isla, el gran Kunihiro Oki Ono.

Restaurante Way. Cocina japonesa

Otro lugar ideal para un encuentro tú a tú después del trabajo es Latitud 40. Ubicado un poco más allá, en el Moll de Llevant, este restaurante nos permite sorprender a nuestra pareja con una amplia variedad de cócteles y caipirinhas perfectas para crear una atmósfera de intimidad con unas excelentes vistas al mar. La cena para dos se plantea en este espacio gastronómico como una experiencia total, desde el aperitivo a los postres.

Restaurante Bar Latitud 40

Restaurante Bar Latitud 40

Las cenas para dos tienen otro espacio irrenunciable en el puerto de Mahón, el restaurante La Minerva. Este reconocido restaurante menorquín es una opción infalible a la hora de garantizar que una cena en pareja sea todo un éxito. Su secreto: la variedad de espacios, productos de primera y una terraza exterior perfecta para las noches.

Restaurante La Minerva Puerto Mahón

Restaurante La Minerva

Luego, sin salir del puerto, a solo unos metros del restaurante, podemos tomarnos unas copas en Sa Falua para prolongar la noche en pareja y disfrutar de la placidez de su patio interior. En este nuevo local, moderno y elegante, encontraremos una amplia variedad de cócteles y música para todos los gustos.

Si seguimos paseando y adentrándonos en el puerto de Mahón, ya en pleno Moll de Llevant, topamos con la elegancia del restaurante Es Llaüt. Su ambiente lleno de colorido y tradición, plantea una cena para dos especialmente vinculada a la naturaleza: El restaurante tiene su propio huerto en el que cultivan los productos que hacen de su cocina algo diferente.

Restaurante Es Llaut Mahón

Restaurante Es Llaüt

El puerto esconde aún dos lugares con el inimitable sabor de Italia: pastas, pizzas y mucha imaginación se encuentran en las cocinas del restaurante Pierro y de la Pizzería Ópera. El primero ofrece a las parejas un ambiente cálido y deliciosos postres caseros; mientras que el segundo destaca por la maestría de su dueño, Gianni, a la hora de elaborar sus platos.

Restaurante Pierro Mahón

Restaurante Pierro. Cocina italiana

Restaurante Pizzería Ópera Mahón

Restaurante Pizzería Ópera

En definitiva, mucha variedad y un punto en común: Todos son una alternativa ideal para dos amantes de la buena cocina.